• • Se han propiciado espacios de diálogo entre líderes de la comunidad y representantes del gobierno, con el fin de lograr que la comunidad sea escuchada ante sus reclamos.
  • • Se trabaja en formación a través de Escuelas de Derechos Humanos donde se analiza la realidad de las comunidades.
  • • Trabajo directo con las comunidades a través de la Pastoral Rural y de la Tierra.
  • • Se acompaña a las comunidades para propender por la defensa de los bienes naturales y las comunidades que se ven afectados con la explotación.