• • Comunicación y diálogo constante con los actores involucrados en el tema como comunidades, empresas y gobiernos locales.
  • • Denuncia sobre la violación de derechos a comunidades indígenas.
  • • La iglesia se ha convertido en la veedora para que se realice de conformidad con la ley cualquier consulta, esto para benefició de las diferentes comunidades presentes en esta región.
  • • Acompañamiento a las comunidades en la decisión que se tome frente a que se dé o no la explotación.
  • • Acompañamiento directo con los procesos de Consulta Previa y movimientos de resistencia de algunas comunidades indígenas.